Cuentan que la Pincoya es una mujer bella y voluptuosa que habita los fondos abisales y con la que sueñan todos los hombres de mar. Una mujer con largos cabellos y vestido de sargazos, casi una sirena, si no fuera porque también tiene piernas de mujer. Si canta mirando hacia el mar anuncia abundancia de pesca; si lo hace de espaldas, ese día no la habrá. Cuando llego a Chiloé, este archipiélago de islas en la región de Los Lagos, en el centro-sur de Chile, veo las barcas amarradas y me dicen que la Pincoya cantó al alba, que lo hizo de espaldas y que hoy los pescadores no salieron a faenar. Leer reportaje completo