“¿Qué es un islamista?”, pregunta la monitora. “Una persona que practica el Islam”, responde un alumno. “Una persona de otra creencia que se pasa al Islam”, dice otra alumna. “Un sinónimo de musulmán”, afirma un tercero. “¡Un yihadista!”, suelta otro más. “Un islamista es aquella persona que a partir del Islam crea una ideología política”, explica la monitora. Su objetivo es tratar de que la treintena de alumnos de tercer curso de ESO, de 16 años, sentados en círculo a su alrededor, sepan diferenciar entre los conceptos musulmán, árabe-musulmán e islamista. Leer artículo completo