La muerte de entre 2.000 y 4.000 ejemplares cada año ha puesto al orangután de Borneo en grave peligro de extinción. La deforestación y los incendios salvajes de la isla amenazan la supervivencia de esta especie clave para el futuro de la biodiversidad. El orangután es la punta de lanza, pero, tras él, está en juego el planeta. Seguir leyendo