Hoy está considerado como el mejor deportista del siglo XX. Una leyenda viva. Pero hace 50 años, el 29 de octubre de 1960, Muhammad Ali aún era Cassius Clay, un muchacho de Louisville valiente y fanfarrón que acababa de ganar el oro en los Juegos Olímpicos y preparaba su debut como profesional. Ésta es la crónica de aquel primer combate de su carrera frente al policía Tunney Hunsaker. Leer reportaje