Portadas 162Lo mueve una idea: romper las reglas y encontrar la perfección. En la adolescencia se obsesionó con trabajar en las cocinas más vanguardistas de Madrid. Hoy, a sus 35 años, es la gran atracción de la gastronomía española. “Esto que estoy viviendo ahora es lo que había imaginado desde pequeño”, dice. Este chef mediático y de aspecto provocador ha convertido su restaurante, Diverxo, en un tres estrellas Michelin que cuestiona la alta cocina más clásica. David Muñoz aspira ahora (simplemente) a conquistar el mundo. Leer reportaje

Y AQUÍ “SAL Y ROCK AND ROLL”. MAYO 2014. ESQUIRE COLOMBIA.